Certificaciones y Colaboraciones

Estamos a la vanguardia de la Producción Integrada, que incluye indicaciones de cultivo sustentable y una drástica reducción en el uso de pesticidas. La agricultura integrada optimiza el uso de recursos y medios técnicos, permite la protección de los cultivos y protege a los consumidores. Todo esto está certificado por el Sistema Nacional de Calidad de la Producción Integrada (Sistema di Qualità Nazionale di Produzione Integrata SQNPI), que a través de controles en la cadena de suministro, confiere el sello de Calidad Sustentable.

Una parte de nuestra tierra está dedicada a la Producción ecológica certificada ICEA (Instituto para la Certificación Ética y Ambiental), sinónimo de garantía a escala europea. El método orgánico prevé la exclusión de OMG y productos químicos sintéticos, el uso de fertilizantes naturales y la práctica del abono verde, que consiste en cultivar plantas biocidas destinadas a ser cortadas y enterradas para actuar como fertilizante verde.

En armonía con decisiones e inversiones que favorecen la salubridad y la trazabilidad, hemos conseguido la certificación GLOBAL G.A.P., que brinda garantía en los métodos de producción y un enfoque responsable sobre la seguridad alimentaria. Esta certificación nos habilita como productores para la gran distribución a nivel nacional e internacional.

Hemos implementado el estándar GLOBAL GAP con el módulo GRASP, requerido por los principales proveedores de la gran distribución atentos a valorizar el rendimiento y los recursos humanos. Este módulo nos permite mejorar aspectos relacionados con las buenas prácticas sociales: responsabilidad de liderazgo, condiciones de los trabajadores, contratos y salarios.

Para satisfacer la creciente demanda de una agricultura aún más segura, atenta y sostenible, hemos obtenido la certificación GLOBALGAP + ADD-ON, un módulo adicional que certifica la alta calidad de procesos específicos de nuestra cadena productiva, ofreciendo a los compradores soluciones y garantías personalizadas.

La inscripción en la Red de trabajo agrícola de calidad, establecida en el INPS para identificar empresas agrícolas virtuosas, certifica el cumplimiento de las normas sobre legislación laboral y social, así como el reconocimiento del comportamiento ético en la realización de las actividades.

La marca Patata del Fucino IGP (Identificación Geográfica Protegida) identifica la producción de nuestra patata, certificando el cumplimiento de los requisitos establecidos en la normativa de producción. Las propiedades físicas y químicas, que hacen que este tubérculo sea único e inimitable, son conferidas por la sinergia entre la tierra, el agua y el microclima del entorno de cultivo.

Desde 2013 formamos parte de la cooperativa agrícola OPOA MARSIA, la mayor organización de productores de frutas y hortalizas de la llanura de Fucino. Una asociación que prevé el alto estándar de calidad de los productos, el ajuste del volumen de la oferta a las necesidades del mercado, la reducción de los costos de producción y la gestión de residuos.